¿Qué es la pedagogía deliberativa?

[iframevideo]

[/iframevideo]

La pedagogía deliberativa orienta las actividades en el aula hacia la indagación, la investigación, la discusión, la exploración, y el diálogo, invitando al alumnado a construir juicios y criterios propios sobre los temas propuestos y a compartirlos en el marco de un diálogo constructivo, base sobre la que se asienta el aprendizaje.

La propuesta deliberativa invita al alumnado a reflexionar sobre hechos y situaciones concretas que requieren de una acción que las reoriente. El cuadro docente promueve la deliberación y asume que los conocimientos de la asignatura son recursos para reflexionar y analizar la realidad o situación propuesta.

Además de contribuir a desarrollar el pensamiento científico y crítico, la pedagogía deliberativa tiene muy presente la necesidad de trabajar otra área formativa clave: la ética, agente regulador de la interacción humana. La tolerancia, el respeto a la diversidad, a uno mismo y a la naturaleza, son claves para una sana convivencia.

La pedagogía crítica, profundamente relacionada con los trabajos de Paulo Freire y representada por la Escuela de Frankfurt, reconoce la necesidad de empoderar al alumnado para que esté en mejor posición para entender su vida social, económica, política, natural y cultural y para transformarla para mejorar la convivencia. La deliberación en el aula contribuye en ese proceso, permitiendo al alumando conocer, reconocer, reflexionar, comentar y aprender sobre las situaciones planteadas.

La pedagogía deliberativa promueve la libertad de elegir, de construir, de expresarse y de tomar decisiones. Decidir cómo abordar los temas que se presentan contribuye a desarrollar perspectivas críticas, a poner en valor conocimientos y estrategias y a pensar y deliberar sobre los mejores argumentos y las mejores opciones.

Artículos relacionados