¿Cómo se puede crear una atmósfera dialógica en el aula?

[iframevideo]

[/iframevideo]

Para conseguir crear una atmósfera dialógica en el aula hay que enseñar a los alumnos a pensar. Dentro del pensamiento existen dos dimensiones. En la primera, se procesan las ideas que ya existen en la memoria. En la segunda, se perciben y se generan nuevas ideas. Gracias al diálogo se puede alcanzar esta segunda dimensión.

Pero no siempre es fácil llegar a mantener un diálogo en el aula. Las personas reaccionamos con hábitos de pensamiento asentados y con posicionamientos muy rígidos. Por ejemplo, en ocasiones, acudimos a clase con una idea establecida de lo que va a ocurrir. Incluso podemos hacer un repaso mental a la clase antes de que ésta se lleve a cabo.

Esto se debe a que pensamos que los estudiantes y nosotros mismos acudimos a clase en modo «piloto automático» operando desde la memoria, lo que conocemos, etc. y dejando poco margen para la creatividad.

¿Cómo podemos conseguir una atmósfera dialógica en el aula?

Existen cinco claves para alcanzar el diálogo en clase:

1- El cuadro docente debe ser consciente de cómo influye su pensamiento y sus acciones en el aula.

2- Hay que entender y crear cohesión a partir del potencial de cada situación y no limitarnos a centrarnos en lo que vemos. Hay que crear nuevas cosas en lugar de reaccionar a las ya existentes.

3- Crear un ambiente seguro en el que se pueda pensar y hablar juntos.

4- Ser conscientes de cómo pensamos y actuamos para, si es necesario, cambiarlo.

5- Cambiar nosotros antes. (Dar ejemplo)

Artículos relacionados